La nutrición mejora el aprendizaje

Un equipo de científicos europeos de Unilever junto con colegas de institutos de investigación en Australia e Indonesia ha demostrado que la nutrición puede mejorar el aprendizaje verbal y la memoria de los niños en el colegio.

Hallazgos clave

En un estudio de 12 meses entre 780 niños de Australia e Indonesia, publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los investigadores evaluaron los efectos de agregar una vitamina específica y una mezcla de minerales a la bebida diaria.

En Australia, los niños que recibieron la bebida diaria con vitaminas y minerales agregados se desenvolvieron significativamente mejor en los tests de desenvolvimiento mental que los niños de un grupo de control que recibieron la bebida sin nutrientes agregados. En Indonesia, se observó una tendencia similar, pero solamente en las niñas.

Este estudio confirma que la nutrición puede influir positivamente en el desarrollo cognitivo de los escolares, aún en los niños occidentales bien alimentados.

Detalles del estudio

Los científicos estudiaron 396 niños bien alimentados en Australia y 384 niños mal alimentados en Indonesia. En cada país, los niños fueron ubicados al azar en uno de los cuatro grupos, recibiendo una bebida con una mezcla de micro nutrientes (hierro, cinc, ácido fólico y vitaminas A, B-6, B-12 y C) o con aceite de pescado (DHA y EPA), o con ambos agregados, o con nada agregado (placebo).

Después de 12 meses, los niños en Australia que recibieron la mezcla de nutrientes demostraron mayores niveles en sangre de estos micro nutrientes, lo que significa que sus cuerpos estaban absorbiéndolos. Además, rindieron significativamente mejor en los tests que medían su capacidad de aprendizaje y memoria en comparación con los niños de los otros grupos. Se observó una tendencia similar en Indonesia, pero solamente en las niñas. El agregado de aceite de pescado a la bebida fortificada no demostró decisivamente efectos adicionales en la cognición.

Nutrición en el desarrollo de niños

Este estudio se agrega a la creciente evidencia de que la nutrición juega un papel importante en el desarrollo mental de los niños. Previamente las deficiencias en hierro y yodo se relacionaron al desarrollo cognitivo deficiente en niños jóvenes; también existe evidencia que está surgiendo con respecto a que las deficiencias en cinc, ácido fólico y vitamina B-12 comprometen el desarrollo mental en los niños. Más recientemente, los aceites de pescado (EPA, DHA) también se han relacionado con el desarrollo cognitivo del niño.

La mayoría de los estudios hasta la fecha se han concentrado en las deficiencias en nutrientes simples en los grupos de niños jóvenes. Aún así el cerebro continúa creciendo y desarrollándose durante la niñez y la adolescencia. 

Poco se sabe acerca del papel de la nutrición en cuanto al desarrollo mental después de los 2 años de edad, ni tampoco se han dedicado muchos estudios a observar el efecto de ofrecer una mezcla de nutrientes. Hasta esta investigación, existían pocos estudios de intervención controlada al azar que evaluaran el impacto de una intervención de múltiples micro nutrientes sobre la función cognitiva en escolares.

Este estudio confirma que la nutrición puede influir positivamente en el desarrollo cognitivo de los niños en edad escolar, aún en niños que están bien alimentados. Los investigadores sugieren que este descubrimiento podría ser relevante en todo el mundo occidental.

Más investigaciones

Los investigadores recomiendan investigar más el rol exacto del DHA y EPA en escolares sanos. Otro foco de investigación es la mayor optimización de los tests de desarrollo cognitivo con respecto a su validez y sentido en las distintas culturas. Los científicos sugieren que los efectos menores de las vitaminas y minerales en Indonesia podrían ser el resultado de un menor sentido de los tests cognitivos en ese país.

El estudio se llevó a cabo por el grupo de estudio NEMO (Nutrition Enhancement for Mental Optimization), el cual consiste en el Unilever Food and Health Research Institute (Vlaardingen, Países Bajos), CSIRO, Human Nutrition (Adelaida, Australia) y el SEAMEO-TROPMED Regional Center for Community Nutrition, Universidad de Indonesia (Yakarta Pusat, Indonesia).

Back to top