Sugerencias para planificación de comidas sanas

Comer de manera sana no tiene por qué darte mucho trabajo. Seguir algunas pautas sencillas puede ayudarte a crear comidas que te hagan sentir maravillosamente bien.

Una guía fácil para comer bien

Implementa estos consejos y siente la diferencia en cuestión de días:

  • Disfruta de por lo menos dos porciones de pescado por semana, una de las cuales debe ser un pescado graso como salmón, trucha, caballa, sardinas o atún fresco.
  • No frías la comida - cocínala a la parrilla, cocida o al vapor.
  • Intenta comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras por día. Una porción puede consistir de una fruta mediana o de un vaso de jugo recién exprimido, un plato de ensalada o dos cucharadas de verduras crudas, cocidas, enlatadas o congeladas.
  • Elige productos lácteos de bajo contenido graso, como por ejemplo, la leche descremada, el yogur y el queso de bajo contenido graso.
  • Organiza cada comida sobre la base de algún hidrato de carbono con mucho almidón - como por ejemplo el pan, las papas o el arroz.
  • Come más fibras, obtenidas de frutas, verduras, lentejas y cereales integrales.
  • Utiliza menos sal - trata de darle gusto a la comida con jugo de limón, hierbas, ajo, especias o mostaza.
  • Elige un producto untable rico en grasas poliinsaturadas, en vez de la manteca que es rica en grasas saturadas.
  • Disfruta de golosinas, tortas, galletas y alimentos grasos como las papas fritas sólo para darte un gusto en un tiempo determinado.
Back to top