Carne de cerdo

La carne de cerdo tiene fanáticos y detractores por igual, ya que se le atribuyen alto contenido nutricional, así como se le considera fuente de grasa, colesterol y portadora de enfermedades. Para ayudarte a tomar la mejor decisión para ti y tu familia, Knorr te cuenta las ventajas de hacer de la carne de cerdo un componente más de tus recetas.

Replace this image
  • La carne de cerdo es una gran fuente de nutrientes. Además de proteína, contiene vitaminas del complejo B y potasio, benéficos para el corazón, el sistema nervioso y la salud de la piel. Su nivel de fósforo fortalece los huesos y genera energía en las células.
  • La carne de cerdo está recomendada para el crecimiento infantil. Por su delicioso sabor, su alto contenido de tiamina (que ayuda a asimilar los carbohidratos y equilibrar el sistema nervioso) y ácido oleico (el mismo del aceite de oliva, que contribuye a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre) el cerdo debe incluirse como parte de una dieta balanceada para los niños.
  • El contenido de grasas y colesterol depende del corte que elijas y dónde lo compres. La chuleta y el lomo proporcionan entre 60 y 80 miligramos de grasa por cada 100 gramos, que es menos que en la carne de cordero o de res. Cómprala en carnicerías o criaderos de confianza y elige siempre piezas de color gris rosáceo y apariencia firme, para servir en tu mesa una carne de la mejor calidad.
  • El secreto está en la cocción. Como la mayoría de las carnes, el cerdo debe consumirse bien cocido para evitar la transmisión de enfermedades como toxoplasmosis, teniasis y triquinosis, presentes en gran parte de las proteínas animales.

Ahora que conoces lo bueno de incluir la carne de cerdo en tu mesa, te invitamos a prepararla con el delicioso sabor de Knorr y a compartir tus recetas, para que más familias colombianas disfruten de la buena mesa.

Back to top