Mamás del mundo

Las madres saben que el aprendizaje experiencial trae beneficios para sus hijos para su desarrollo físico, intelectual y social, aún así muchas veces no se dan las condiciones necesarias para que los niños exploten todas sus habilidades.

Replace this image

Es natural en las madres impidan que sus hijos corran peligro, por miedo a que algo les pase o que algún accidente inesperado ocurra. Los resultados del informe oficial elaborado por FAB “Giving children the right to be children” (Darles a nuestros niños el derecho de ser niños) destaca que el 71% de las madres permitían a sus hijos pasar más tiempo en casa. Por otro lado el 48% manifestó temor por la seguridad de sus hijos y un 24% la posibilidad de que sufran accidentes.

Estas cifras evidencian una clara preocupación de las madres por la seguridad de sus hijos. Así mismo el estudio reveló unos datos preocupantes:

  1. El 79% de las madres cree que en sus respectivos países se ha perdido la importancia de que los niños aprendan a través del juego y de otras actividades desestructuradas. E
  2. El 77% de ellas creen que sus hijos están creciendo demasiado rápido.
  3. El 92% de las madres afirma que su responsabilidad como padres, es proteger la infancia de sus hijos.
  4. El 73% afirma que si les dieran a sus hijos la posibilidad de escoger, ellos elegirían jugar en un ambiente externo que en el interior de sus hogares.
  5. El 54% de las madres quisieran que sus hijos se comportaran como niños el mayor tiempo posible.

Si bien es cierto que la seguridad es primordial, no hay que descuidar que durante el proceso, hay que explorar el mundo a través de actividades. De esta manera se adquieren nuevas experiencias y FAB es el perfecto aliado para compartir esta etapa.

Back to top