Defensor de la naturaleza

La naturaleza todavía ejerce en los niños una verdadera fascinación: tienden a manifestar un considerable interés y respeto por su entorno, y suelen estar mejor informados que sus padres sobre los temas relacionados con el medioambiente.

Replace this image

A muchas de las madres con las que hablamos en el desarrollo del estudio global de FAB, “Children and Nature” (“Los niños y la naturaleza”), les gustaría saber más sobre la naturaleza y el medioambiente. Sin embargo, se sienten orgullosas por las lecciones que en ese sentido reciben de sus hijos. El 75% de las madres entrevistadas dicen estar encantadas de que su hijos sepan más sobre la naturaleza que ellas.

El 78% de los jóvenes medioambientalistas más entusiastas de hoy en día sostienen que sus padres deberían hacer bastante más por proteger el mundo y por encontrar otras formas de interacción con él. Nuestros hijos pueden ejercer en nosotros, como padres, una poderosa y positiva influencia con miras a que promovamos pequeños o grandes cambios –no importa– en el mundo en que vivimos.

Esas pequeñas acciones que hacen la enorme diferencia

A continuación encontrarán las 5 acciones que diferentes niños del mundo entero eligieron emprender. El llevarlas a cabo los hace sentir que están protegiendo la naturaleza y el medioambiente:

  1. No tirar basura
  2. Apagar la televisión cuando nadie la está viendo
  3. Apagar las luces cuando no se necesitan
  4. Ser amable con los animales
  5. No desperdiciar papel

Infortunadamente, el 45% de estos niños amantes de la naturaleza dicen que aprenden más de la naturaleza en televisión, que en su propia interacción con ella en la vida real. Esto podría obedecer a que el 84% de las madres del mundo creen que la educación de sus hijos en relación con la naturaleza y el medioambiente es responsabilidad del colegio.

Si quieren saber más sobre la forma como FAB puede ayudarlos a empezar a hacer cambios positivos para el medioambiente, denle una mirada a nuestro plan “Por un Planeta más Limpio”

Fuente: FAB Colombia

Back to top