Unilever celebra 10 años del Plan para una vida sostenible

Alan Jope, CEO, destaca el compromiso con la sostenibilidad y hace un llamamiento para actuar contra las desigualdades sociales y la crisis del clima

Niños lavándose las manos

Londres/Róterdam - Unilever celebra 10 años del Plan para una vida sostenible, que se adentra en su décimo y último año. Alan Jope, CEO, volvió a destacar el objetivo de Unilever de lograr que 8 mil millones de personas lleven una vida sostenible e hizo un llamamiento a la acción colectiva para que las crisis de la desigualdad social y del clima no se olviden con la aparición de la COVID-19.

En el marco de un evento virtual global, el CEO Alan Jope afirmó: "El Plan para una vida sostenible de Unilever supuso toda una revolución para nuestro negocio. Hemos cumplido algunos de los objetivos y otros, no. Pero el simple hecho de intentarlo ya nos convierte en una empresa mejor. Llegar hasta aquí ha requerido grandes dosis de ingenio, dedicación y colaboración. Hemos avanzado, pero aún queda mucho por hacer.

"La presión sobre el planeta no deja de aumentar y las desigualdades sociales han alcanzado un punto crítico. La devastadora pandemia que nos azota en la actualidad solo agrava la situación. Estos problemas siguen siendo igual de urgentes que antes de la llegada de la COVID-19 e, igual que la pandemia, afectarán de manera desproporcionada a los más vulnerables. Más de 700 millones de personas viven sumidos en una pobreza extrema, con menos de 1,90 $ al día. El Banco Mundial estima que entre 40 y 60 millones de personas más se adentrarán en la pobreza extrema en 2020, como consecuencia de la COVID-19. La crisis climática amenaza con añadir otros cientos de millones más.

"Empresas de todos los sectores, gobiernos de todo el mundo, ONG, académicos, investigadores, científicos... Todos tenemos que colaborar. No podemos parar las medidas relacionadas con el clima. No podemos pedir a la gente que vive en la pobreza que esperen. En 2020 una cantidad inimaginable de dinero público se va a destinar a ayudar a la economía a recuperarse. Pero no debemos ponernos como objetivo recuperar una "economía normal". Debemos salir reforzados y con una mayor resistencia que antes, preparados para actuar de manera decidida y cuidar de las personas y del planeta", añadió Jope.

"Pese al fin del Plan para una vida sostenible de Unilever, seguiremos adelante, avanzando con lo aprendido. Mantendremos lo que ha funcionado, corregiremos lo que no y nos impondremos nuevos desafíos. Y, pese a que no sabemos cómo será el mundo después de la COVID-19, estoy seguro de que no habrá ningún futuro a no ser que redoblemos nuestro compromiso con el cuidado de las personas y el planeta.

Añadió: "Antes de la crisis de la COVID-19, ya estaba claro que el modelo actual de capitalismo necesitaba repararse. La globalización y el capitalismo son buenos para negocios como el nuestro, pero su existencia a costa de la gente y del planeta no lo son. Por lo tanto, son las empresas como la nuestra, en colaboración con ONG, organizaciones gubernamentales, académicos, proveedores y clientes, las que tienen que fomentar un nuevo modelo de capitalismo y construir un futuro mejor".

10 años de logros para una vida sostenible - y el futuro

Año tras año, Unilever ha ido informando del progreso de sus objetivos en el Informe de vida sostenible. Algunos de los logros alcanzados son:

  • Ayudar a 1300 millones de personas a través de nuestros programas de salud e higiene.
  • Reducir nuestra huella de residuos por uso del consumidor en un 32 %, y reducir a cero lo residuos enviados al vertedero en nuestras fábricas.
  • Reducir las emisiones de gases invernadero resultantes de nuestros procesos de fabricación en un 50 % y lograr que el 100 % de la electricidad de nuestras sedes proceda de fuentes renovables.
  • Reducir la cantidad de azúcar presente en nuestras bebidas dulces basadas en té en un 23 % y lograr que el 56 % de nuestra cartera de alimentos cumpla con los estándares más elevados de nutrición.
  • También ayudamos a 2,34 millones de mujeres a acceder a iniciativas orientadas a promover su seguridad, desarrollar sus habilidades y multiplicar sus oportunidades. Además, hemos logrado un entorno de trabajo más igualitario, con un 51 % de mujeres en los puestos directivos.

Rebecca Marmot, nuestra directora de Sostenibilidad, explicó: "Podríamos destacar infinidad de cosas de los últimos diez años. Las marcas para una vida sostenible de Unilever, como Dove, Hellman's y Domestos, han superado de manera constante la tasa media de crecimiento del resto de la cartera de marcas desde que introducimos esta métrica en 2014. Hemos ahorrado 1000 millones de euros en costes, al mejorar la eficiencia en el uso de agua y energía de nuestras fábricas, al usar menos materiales y al producir menos desperdicios. El Plan también se ha convertido en un factor decisivo a la hora de atraer a los mejores talentos y ha sido fundamental para lograr colaboraciones fuertes con ONG, organizaciones gubernamentales y otras empresas.

"Pero a lo largo del desarrollo del Plan también nos hemos tenido que enfrentar a obstáculos. Unilever tiene muchos programas para mejorar los medios de subsistencia y las oportunidades para las mujeres, pero medir su repercusión real ha resultado todo un desafío. De la misma manera, la complejidad de muchas de las cadenas de suministro globales con las que trabajamos ha dificultado aún más lograr nuestros objetivos de adquisiciones sostenibles", añadió Marmot.

Después del Plan, Unilever se compromete a continuar con su papel de líder de sostenibilidad y ha desarrollado una nueva estrategia corporativa: el Camino Unilever.

El Camino Unilever se asienta sobre tres creencias fundamentales: que las marcas con una finalidad crecen, que las empresas con una finalidad perduran y que las personas con una finalidad prosperan. El Camino Unilever respeta estas tres creencias y establece 15 prioridades con múltiples niveles que cubren todo el espectro del negocio Unilever y su ecosistema. Cada prioridad tendrá asociados ambiciosos objetivos, con sus correspondientes proyectos y programas. Se centrará en desafíos clave como los envoltorios y los desperdicios, la igualdad de género, los derechos humanos y el valor justo, así como el cambio climático y la inclusión social. Este Camino tiene el mismo espíritu riguroso que el Plan Unilever, pero será más completo, inclusivo y transcendental que su predecesor. Se comunicarán más detalles más adelante.

Alan Jope concluyó que "El Plan Unilever llega a su fin después de 10 años, pero el camino hasta lograr que una vida sostenible sea un lugar común aún continúa. De hecho, con los rápidos cambios que sacuden al mundo, nuestros empleados, consumidores, clientes, proveedores y socios esperan más de nosotros. Sabemos que podemos seguir a la vanguardia pero necesitamos ser mejores, más atrevidos y más rápidos".

Explorar más sobre estos temas

Back to top

CONÉCTESE CON NOSOTROS

Siempre estamos buscando conectarnos con quienes comparten el interés en un futuro sustentable.

CONTÁCTENOS

Póngase en contacto con Unilever y equipos especializados o busque contactos en todo el mundo.

Contáctenos